9 Mitos de la energía solar ¿Qué es cierto y qué no?

En una sociedad tan digitalizada como la que vivimos actualmente, la información se produce sin medida y sin la contrastación científica necesaria, por lo que son muchas las fake news que rondan por Internet. Y el sector de la energía solar no podía quedarse fuera. La abundancia de información sobre el sector de las energías renovables puede dar lugar a confusión, no dejando claro qué es cierto y qué no. 

Por ello, en este artículo procuraremos aclarar las principales dudas que puede haber en torno a la instalación fotovoltaica desmintiendo 9 mitos de la energía solar muy extendidos. 

Los paneles solares son muy caros

Es uno de los mitos más extendidos, pero como ya se puede intuir, es falso. Hace unos años, la inversión inicial para la instalación de placas solares sí era más cara. Pero con el desarrollo de la tecnología y el abaratamiento de los materiales, el precio de instalación ha descendido bastante. Por el contrario, lo que ha aumentado es su eficiencia, haciendo de la energía solar un recurso mucho más interesante. Además, el ahorro a fin de mes está garantizado, por lo que se amortizará rápidamente la inversión de la instalación. Lo que nos lleva al siguiente punto. 

Se necesitan muchos años para amortizar la instalación de placas solares

Hay personas que creen que necesitarán décadas para amortizar la instalación de placas solares. Pero nada más lejos de la realidad. Todo dependerá del uso que hagamos de esta energía, junto con la correcta instalación de los paneles solares, factores muy importantes para establecer la máxima eficiencia y rentabilidad. 

De todas formas, el tiempo estimado para recuperar la inversión ronda entre los 2 a los 5 años, dependiendo de los factores que mencionábamos anteriormente. Teniendo en cuenta que las placas pueden durar más de 25 años, su rentabilidad se dispara

Solo se pueden poner en zonas con mucha luz directa y calor

Si bien es cierto que cuanta más incidencia del sol, mayor radiación se captará, esto no significa que en zonas de clima frío o nublado las placas solares no funcionen. Es más, el rendimiento de sus aparatos eléctricos siempre es mejor con temperaturas bajas que con aquellas extremadamente cálidas. Esto se traduce en que, en invierno, aunque generen menos electricidad, su eficiencia será mucho mayor. 

En cuanto a los días nublados, los paneles solares siguen captando un 40% de la gama de onda de radiación solar necesaria para que se genere el efecto fotovoltaico en las células de silicio de las placas solares. 

El mantenimiento de los paneles solares es complejo

Totalmente falto. Si hay algo por lo que se caracteriza una instalación solar es por su escaso mantenimiento. Únicamente deberemos limpiar de vez en cuando las placas solares con agua y jabón, ya sea nosotros mismos, o con la ayuda de profesionales. 

Además, podemos vigilar y observar la eficiencia de las placas solares de nuestro tejado gracias a los equipos de monitorización que algunos equipos incluyen, lo que facilita su revisión. 

Un domicilio no puede vivir solo con energía solar 

Actualmente, es posible hacer funcionar plantas y naves industriales enteras solo con equipos de energía fotovoltaica. Por lo que, en nuestro hogar, esto también es posible. Siempre dependiendo del tipo y magnitud de la instalación que podamos llevar a cabo en nuestro tejado. Para calcular cuánta energía necesitamos, podemos mirar nuestro consumo en kW de la factura de la luz.  

La energía solar todavía no está desarrollada del todo 

Nunca antes se había visto el crecimiento del sector de la energía solar como en estos últimos años. Se trata también de una cuestión de necesidad y garantía de energía en el futuro. El agotamiento de los recursos fósiles, así como los sucesivos conflictos internacionales, hacen de la energía solar una solución muy atractiva. Además, existen subvenciones para aquellas personas que instalen placas solares, subvenciones que varían en función de la comunidad autónoma en la que estemos. 

La instalación de paneles solares es complicada

El proceso de instalación no requiere de importantes obras o infraestructuras. Realmente es bastante sencillo. En CAVS Energy por ejemplo, la instalación de placas solares consta de los siguientes pasos:

  1. Una vez se ha validado el contrato de luz y el de instalación, llamamos para coordinar una visita al hogar. 
  2. En la visita, nuestros técnicos especialistas verificarán si el tejado es apto para la instalación solar. 
  3. A continuación, nos encargamos de pedir los permisos necesarios al ayuntamiento.
  4. Una vez aprobados los permisos de obra, organizamos la instalación fotovoltaica, para la cual puede ser necesario un mes aproximadamente. 
  5. La instalación de los paneles en sí no supera el máximo de tres días. 
  6. Realizamos los trámites administrativos necesarios para que en el  caso de pago al contado, pueda tener lo antes posible el ahorro. 

Los paneles solares contaminan igualmente

Falso. Una de sus principales ventajas es la posibilidad de reciclar los paneles solares casi al completo (85%-90%). Esto es debido a los materiales con los que se fabrican, como son el vidrio o el aluminio, ambos fácilmente reutilizables. Y al igual que los materiales, también las baterías que utilizan. 

Hay que pagar el impuesto al sol 

Completamente falso. Desde 2018, este impuesto fue derogado definitivamente. Consistía en pagar una tasa a los usuarios del autoconsumo por poder conectarse a la red eléctrica. Pero con el tiempo, se reveló que este impuesto traía más desventajas que ventajas, además de suponer un gran retroceso para el autoconsumo en España. Por el contrario, las previsiones para 2022 en el ámbito de la energía solar son realmente buenas.